¿Cómo convertir una amenaza en una oportunidad?. El caso de éxito de un ex-futbolista

Futbolista frustrado, camarero y dueño de la mayor base de datos de fútbol

Una lesión apartó del césped a Agustín Heredia y le llevó a montar BeSoccer, la principal enciclopedia digital del mundo del balón

Manuel A. Heredia, fundador de BeSoccer, que cuenta con la mayor base de datos mundial sobre fútbol.  

La triada es una lesión temida por cualquier deportista, especialmente los futbolistas. Supone la rotura, al mismo tiempo, del ligamento cruzado anterior, el ligamento lateral interno y el menisco interno. La rodilla queda hecha polvo. Para no profesionales, conlleva 12 meses de recuperación. Lo recuerda claramente Manuel Agustín Heredia, que la sufrió en 2006 cuando tenía 22 años. Lejos de venirse abajo, este malagueño convirtió el problema en oportunidad dedicando ese tiempo a desarrollar Resultados de Fútbol, iniciativa que terminó de poner en marcha en 2008. En 2015 le ofrecieron 7,5 millones de euros por ella, pero no la vendió. Meses después, la oferta subió a 15 millones. Volvió a negarse. “No me cambia la vida con ese dinero en el banco. Tengo todo lo que quiero y estoy contento con lo que hago”, explica hoy, cuando la empresa se llama BeSoccer.

La firma cuenta con la mayor base de datos mundial sobre fútbol, desde su creación en 1874. Está actualizada al momento. “Cualquier aficionado puede encontrar ahí el resultado de su equipo”, afirma Heredia. Hay información de casi cualquier categoría española, pero hay más: cuarta división checa, la Liga de Costa de Marfil, la quinta inglesa… Partidos, clasificación, estadísticas, trayectoria de cada jugador o qué marca le viste, rachas, posición, valor de mercado, velocidad punta… Un sofisticado sistema de agregación de datos, junto al trabajo de periodistas y programadores, han creado un tesoro futbolístico en forma de big data. BeSoccer es la aplicación de deportes con más tráfico en España y más descargas en GooglePlay. Tiene 27 millones de usuarios mensuales y 3.000 millones de impresiones al mes en todo el planeta. Arrasa en África.

Asentada en Málaga y con una plantilla joven —la media de edad del centenar de empleados es de 28 años—, la facturación de la empresa llegó a seis millones en 2019, cifra que representa un 50% más que el año anterior y 40 veces más que en 2013, cuando facturaba 150.000 euros. Las ganancias “son marginales”, dice Heredia, que se explica: “No tenemos inversores y creo que la mejor manera de crecer es reinvirtiendo casi todos los beneficios”, que suelen oscilar entre los 200.000 y 500.000 euros.

 Dicharachero, creativo y apasionado, Heredia es un consejero delegado nada convencional. Repitió dos veces el mismo curso: segundo de BUP y cuarto de ESO. Estudió el grado superior de Sistemas Informáticos y se marchó a Irlanda a trabajar recogiendo vasos en una discoteca. Cuando le llega la inspiración, puede pasar la noche entera programando y, luego, desaparecer durante días. Ha corrido los maratones de Nueva York y Berlín. También la prueba extrema Titan Desert, donde este año coincidirá con Miguel Induráin. Se considera una persona tan caótica como productiva. No le gusta negociar. Viste de negro sistemáticamente. Y cree que uno de los mayores aprendizajes de su vida ha sido saber delegar. “Hay que ser conscientes de las limitaciones”, repite como un mantra a los nuevos empleados cuando se incorporan al proyecto.

La muerte de su madre en 2017 fue otro de los puntos de inflexión en su vida. Desolado, se dejó llevar durante meses, pero luego recuperó el tiempo perdido. Por un lado, cumpliendo un viejo sueño: cambió de orden sus apellidos para que Heredia —entonces en segunda posición— no se perdiera de una genealogía familiar que se prolonga desde el siglo XVIII, cuando el joven riojano Manuel Agustín Heredia llegó a Málaga para convertirse en uno de los pioneros de la revolución industrial. Por otro, decidió estudiar estadística y matemáticas para crear ProFoot­ballDB, una herramienta que ejerce de representante y ojeador virtual con el que ayuda a clubes profesionales de fútbol a tomar decisiones, muchas de ellas sobre los próximos fichajes. Obtienen así y en segundos información que una secretaría técnica tardaría semanas.

Acuerdos

BeSoccer tiene acuerdos con una treintena de equipos de primer nivel, a los que también ofrece consultoría tecnológica. Entre ellos, cinco de LaLiga: Betis, Celta, Leganés, Espanyol y Granada. También hay convenios con muchos clubes de Segunda División —como el Málaga CF— y otros de competiciones internacionales. Destacan el West Ham de la Premier League inglesa, el Padua del Calcio italiano o Millonarios de Colombia. Incluso hay hueco para el fútbol modesto: colabora con El Palo, equipo de Tercera División y donde Heredia ejerce de vicepresidente. La firma también provee datos a numerosos medios de comunicación y han colaborado con Newtral, la productora de Ana Pastor, en el desarrollo de la app Pronostika.

Sus proyectos nacen de una incubadora de ideas propias, donde se desarrollan hasta saber si tienen viabilidad o es mejor dese­charlas. El más interesante es BeSoccer Brain, un asistente de voz para encontrar y combinar los millones de datos futbolísticos de su propia base de datos simplemente preguntando por ellos. ¿Cuántos goles ha marcado Messi en martes, con la pierna izquierda, en los últimos cinco años? ¿Qué jugador se ha revalorizado más en esta temporada? ¿Qué portero tiene mejor porcentaje de paradas? La respuesta aparece instantáneamente ya sea con texto, un gráfico, infografía o incluso un vídeo. La versión beta ya ha llamado la atención de las grandes tecnológicas. “El sistema de búsqueda por voz va a dominar el futuro y queríamos estar ahí”, señala Heredia, que apunta el mes de marzo para el lanzamiento de esta herramienta de inteligencia artificial.

SALARIO EMOCIONAL

BeSoccer es una empresa a imagen y semejanza de su creador. Hay pantallas enormes, hileras de ordenadores, murmullo de teclados. Sus instalaciones acogen a más periodistas que muchos medios de comunicación: unas 50 personas han ejercido —y ejercen— la comunicación. Entre ventanales y muros hay una puerta que se abre a la singularidad: tras ella, un futbolín junto a un collage con camisetas de fútbol, un gimnasio con monitor y un bar con comida y bebida gratis. También ha creado un club deportivo para fomentar la práctica de deporte entre los empleados. “En el salario es difícil competir con las grandes, pero estas cosas ayudan a mejorar el ambiente y la productividad”, subraya Agustín Heredia. “La empresa es mi vida. Mis amigos trabajan aquí: a algunos los conocía antes y, en otros casos, la amistad se ha desarrollado dentro”, señala este malagueño con una inmensa sonrisa de orgullo. Antes de salir, los viernes, toma la primera caña con sus amigos en BeSoccer, aspira a revolucionar el mundo del fútbol a base de datos. Muchos millones de datos.

Escribe un comentario

Somos Resols

Descubre temas interesantes relacionadas con mundo empresario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies